PANDEMIA – CRISIS – EMPLEO -SISTEMAS

La pandemia ha generado una penalización a las economías más grandes del mundo, en una magnitud poco imaginaria y con una impronta de acciones de poca de experiencia, de improvisación permanentes, de medidas de todo tipo con mayor o menor exactitud al momento de tomarlas, con algunas resoluciones que hoy generan una visión criticas de los más importantes países. Argentina no escapa a esa situación, es hoy a la luz de los resultados, decisiones más apropiadas para un país que no estaba preparado para la magnitud de esta enfermedad y mucho menos para los efectos económicos que esta deriva.

Que dice la Salud:

Hace sólo cuatro meses que conocemos el virus, es un tiempo ínfimo para saber el comportamiento de una enfermedad. No obstante, en este tiempo se publicaron alrededor de 7.500 artículos científicos en publicaciones reconocidas, un número con pocos antecedentes en la medicina”, describió a Télam Daniel Ricardo Stecher, jefe de la división de Infectología del Hospital de Clínicas. Médico argentino que seguramente será o es de consulta del Presidente.

Existe una prioridad “LA SALUD” definido este objetivo los demás son casi poco viables analizarlos, pero en el día a día comienzan a surgir medidas económicas y de efectos generales y con algunas particularidades, que los analistas no saben si es el resultado de estas son o tienen que ver con un plan de económico del gobierno o solo surge de las pocas acciones posibles para atender el problema. La deuda externa, la desocupación potencial, las asistencias del Estado en una magnitud no apropiada para sus posibilidades, los fundamentos políticos de quienes gobiernan donde realizan expresiones que son populistas, pero en las crisis la popularidad luego se mide por muertos, estados de las economías y siempre terminan siendo lideres de la necesidad y no la de gobernabilidad que induce a un bienestar general de la sociedad que administra.

Cuando focalizamos este aspecto, y con la situación, podemos decir que el resultado desbastador de los países europeos, se traducen en la caída de su PBI entre el 5 / 8 puntos, sin que el resultado sea el final de la epopeya, del sistema económico los países miembros de la comunidad europea manifiestan su preocupación en lo que continua luego de estos proceso que carcomen las bases económicas, básicamente comienzan una nueva forma de vida, novedosas  conductas ciudadanas y todos aquellos datos acumulados, que uso la estadística, no sirven más, aquella vieja sociedad, cambió,  hoy recabamos todo lo nuevo comportamientos, incluso la forma de viajar en colectivo.

¿La racionalidad va a tener los mismos parámetros?, que imprudente es decir si o no, pero los sociólogos opinan de una manera poco ilustrada y sus antecedentes tienen otras motivaciones, otros medios de comunicación social, y sociedades que recibieron un comportamiento represivo de un oponente organizado, esta vez los sociólogos tampoco pueden expresar sobre la realidad social y sus consecuencias.

Políticas de acciones de origen sanitarias no son las más meritorias para la vida del servicio de transporte de personas y carga,  la movilidad de una sociedad que posee demandas y necesidades manifiestas en donde su convivencias es el contacto, no solo físico, sino de espacios ocupados por personas que pueden ser transportadores del virus, quién asume tan gran responsabilidad de tomar las medidas adecuadas, por lo cual la legislación vigente atiende las responsabilidades de los que realizan el transporte, o los transportadores del virus, podrán tener responsabilidad, ya que el daño lo genera hacia otro por negligencia o impericia, el Estado es responsable de permitir que la movilidad sea de esta forma, o es pensar que debemos atenernos a la consecuencias de la crisis producto de una enfermedad no atendida por falta de conocimiento de sus vectores, su tratamiento y como atenderla en referencia  a la  conducta social en procesos de crisis.

La primera gran pregunta sin respuesta es quién debe asumir la responsabilidad de las consecuencias económicas, sociales y de responsabilidad civil para el momento que hoy estamos viviendo, los juristas no tendrán la biblioteca para poder analizar las jurisprudencias de hechos de esta magnitud.

La segunda gran pregunta sin que las respuestas necesariamente sea del Estado, a que punto queremos llegar con la situación social, la falta de trabajo, las reducciones salariales, los convenios colectivos destrozados por los añejos que son los mismos donde la tecnología y los nuevos medios de comunicación y contacto sociales no fueron incorporados y por continuar con sus dominios casi feudales de las organizaciones gremiales no permitieron que las nuevas formas se incorporen a las necesarias modernización de la condiciones laborales acorde a las maneras de trabajo y de necesidades de los demandantes de servicios y productos. Hoy no cabe ese análisis lo que no está hecho, no lo vamos a hacer en la crisis, pero seguramente va a ser necesario elaborarlos para la nueva tener una continuidad. Pero en ese marco quién asume la satisfacción necesaria para que la vida de los ciudadanos sea posible, con alimentación, sanidad, educación, justicia, y movilidad necesaria para que la armonía social no transforme en una segunda crisis de valores sobre la insatisfacción social.

La tercera gran pregunta, es los gobernantes podrán contar con capacidad para atender la consecuencia del después, saben a donde vamos a llegar, cual es el camino a seguir, tendrán un plan inmediato o mediato plazo, saben cual son los casilleros que deben ir completado para los días futuros, sería oportuno manifestar que la tienen, y como se van a desarrollar los próximos pasos, no con prorrogas de aislamientos o distanciamiento social, por el problema no es como se vive sino con que vamos a vivir, la emisión monetaria sea la mayor fuente de ingreso del Estado no resulta propicio para los futuros días que se avecinan, más dolorosos de los que hemos pasados hasta acá.

Siguen muchas grandes preguntas, pero hoy no se ha tenido capacidad de resolver los grandes y los pequeños problemas, esta pagina ha solo replicado la notas periodísticas de los grandes medios nacionales o locales de lo cual todos tienen un aporte del estado para que sean publicados y ninguno me permite pensar que la soluciones están en manos de los funcionarios, de las estructuras estatales o los que legislan, ya que la discusión en la forma de discutir y no los actos de gobiernos deben ser analizados por los representantes de la civilidad para lo cual el partido gobernante debe tomar los pedidos de las minorías y establecer políticas de la democracia y no de la autónoma acción de los poderes ejecutivos que se basan de opiniones de estudiosos de las ciencias medicas cuando la necesidad es resolver el escenario de la pandemia, y los pasos que siguen en las estructuras sociales, las empresas, la mano de obra trabajadora de un país que festeja el día del trabajador con el 70 % de los trabajadores parados, sin certezas de sus salarios y que el aporte social es “el que podamos”, hay muchas improvisaciones. Los resultados no serán buenos, el desorden social va a complicar la racionalización de las ideas, no existe orden, existe imperio.

 

 

 

 

con algunas resoluciones que hoy generan una visión criticas de los más importantes países. Argentina no escapa a esa situación, es hoy a la luz de los resultados, decisiones más apropiadas para un país que no estaba preparado para la magnitud de esta enfermedad y mucho menos para los efectos económicos que esta deriva.

Que dice la Salud:

Hace sólo cuatro meses que conocemos el virus, es un tiempo ínfimo para saber el comportamiento de una enfermedad. No obstante, en este tiempo se publicaron alrededor de 7.500 artículos científicos en publicaciones reconocidas, un número con pocos antecedentes en la medicina”, describió a Télam Daniel Ricardo Stecher, jefe de la división de Infectología del Hospital de Clínicas. Médico argentino que seguramente será o es de consulta del Presidente.

Existe una prioridad “LA SALUD” definido este objetivo los demás son casi poco viables analizarlos, pero en el día a día comienzan a surgir medidas económicas y de efectos generales y con algunas particularidades, que los analistas no saben si es el resultado de estas son o tienen que ver con un plan de económico del gobierno o solo surge de las pocas acciones posibles para atender el problema. La deuda externa, la desocupación potencial, las asistencias del Estado en una magnitud no apropiada para sus posibilidades, los fundamentos políticos de quienes gobiernan donde realizan expresiones que son populistas, pero en las crisis la popularidad luego se mide por muertos, estados de las economías y siempre terminan siendo lideres de la necesidad y no la de gobernabilidad que induce a un bienestar general de la sociedad que administra.

Cuando focalizamos este aspecto, y con la situación, podemos decir que el resultado desbastador de los países europeos, se traducen en la caída de su PBI entre el 5 / 8 puntos, sin que el resultado sea el final de la epopeya, del sistema económico los países miembros de la comunidad europea manifiestan su preocupación en lo que continua luego de estos proceso que carcomen las bases económicas, básicamente comienzan una nueva forma de vida, novedosas  conductas ciudadanas y todos aquellos datos acumulados, que uso la estadística, no sirven más, aquella vieja sociedad, cambió,  hoy recabamos todo lo nuevo comportamientos, incluso la forma de viajar en colectivo.

¿La racionalidad va a tener los mismos parámetros?, que imprudente es decir si o no, pero los sociólogos opinan de una manera poco ilustrada y sus antecedentes tienen otras motivaciones, otros medios de comunicación social, y sociedades que recibieron un comportamiento represivo de un oponente organizado, esta vez los sociólogos tampoco pueden expresar sobre la realidad social y sus consecuencias.

Políticas de acciones de origen sanitarias no son las más meritorias para la vida del servicio de transporte de personas y carga,  la movilidad de una sociedad que posee demandas y necesidades manifiestas en donde su convivencias es el contacto, no solo físico, sino de espacios ocupados por personas que pueden ser transportadores del virus, quién asume tan gran responsabilidad de tomar las medidas adecuadas, por lo cual la legislación vigente atiende las responsabilidades de los que realizan el transporte, o los transportadores del virus, podrán tener responsabilidad, ya que el daño lo genera hacia otro por negligencia o impericia, el Estado es responsable de permitir que la movilidad sea de esta forma, o es pensar que debemos atenernos a la consecuencias de la crisis producto de una enfermedad no atendida por falta de conocimiento de sus vectores, su tratamiento y como atenderla en referencia  a la  conducta social en procesos de crisis.

La primera gran pregunta sin respuesta es quién debe asumir la responsabilidad de las consecuencias económicas, sociales y de responsabilidad civil para el momento que hoy estamos viviendo, los juristas no tendrán la biblioteca para poder analizar las jurisprudencias de hechos de esta magnitud.

La segunda gran pregunta sin que las respuestas necesariamente sea del Estado, a que punto queremos llegar con la situación social, la falta de trabajo, las reducciones salariales, los convenios colectivos destrozados por los añejos que son los mismos donde la tecnología y los nuevos medios de comunicación y contacto sociales no fueron incorporados y por continuar con sus dominios casi feudales de las organizaciones gremiales no permitieron que las nuevas formas se incorporen a las necesarias modernización de la condiciones laborales acorde a las maneras de trabajo y de necesidades de los demandantes de servicios y productos. Hoy no cabe ese análisis lo que no está hecho, no lo vamos a hacer en la crisis, pero seguramente va a ser necesario elaborarlos para la nueva tener una continuidad. Pero en ese marco quién asume la satisfacción necesaria para que la vida de los ciudadanos sea posible, con alimentación, sanidad, educación, justicia, y movilidad necesaria para que la armonía social no transforme en una segunda crisis de valores sobre la insatisfacción social.

La tercera gran pregunta, es los gobernantes podrán contar con capacidad para atender la consecuencia del después, saben a donde vamos a llegar, cual es el camino a seguir, tendrán un plan inmediato o mediato plazo, saben cual son los casilleros que deben ir completado para los días futuros, sería oportuno manifestar que la tienen, y como se van a desarrollar los próximos pasos, no con prorrogas de aislamientos o distanciamiento social, por el problema no es como se vive sino con que vamos a vivir, la emisión monetaria sea la mayor fuente de ingreso del Estado no resulta propicio para los futuros días que se avecinan, más dolorosos de los que hemos pasados hasta acá.

Siguen muchas grandes preguntas, pero hoy no se ha tenido capacidad de resolver los grandes y los pequeños problemas, esta pagina ha solo replicado la notas periodísticas de los grandes medios nacionales o locales de lo cual todos tienen un aporte del estado para que sean publicados y ninguno me permite pensar que la soluciones están en manos de los funcionarios, de las estructuras estatales o los que legislan, ya que la discusión en la forma de discutir y no los actos de gobiernos deben ser analizados por los representantes de la civilidad para lo cual el partido gobernante debe tomar los pedidos de las minorías y establecer políticas de la democracia y no de la autónoma acción de los poderes ejecutivos que se basan de opiniones de estudiosos de las ciencias medicas cuando la necesidad es resolver el escenario de la pandemia, y los pasos que siguen en las estructuras sociales, las empresas, la mano de obra trabajadora de un país que festeja el día del trabajador con el 70 % de los trabajadores parados, sin certezas de sus salarios y que el aporte social es “el que podamos”, hay muchas improvisaciones. Los resultados no serán buenos, el desorden social va a complicar la racionalización de las ideas, no existe orden, existe imperio.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: